super-large

large

medium

small

4/30/2019

Aismalibar invierte en nuevas tecnologías de fabricación y actualiza su planta de Barcelona

Philosophy

La compañía apuesta por la modernización de la maquinaria de fabricación con el objetivo de ofrecer un producto y un servicio de alta calidad, con las garantías de un proceso de producción del más alto nivel.

Aismalibar apuesta por la innovación y lo hace con nueva maquinaria en su fábrica. Una de estas novedades es la nueva sierra Schelling, que permite un corte inigualable en términos de precisión y aporta flexibilidad en cuanto a formatos y tipo de materiales.

El tratamiento de las placas es un punto importantísimo en el circuito de fabricación de Aismalibar. Por eso, la compañía apuesta por la tecnología de Schelling, que está equipada con carga automática, factor que evita los daños provocados por las cargas manuales. Schelling es la marca más valorada en el mercado porque aúna diseño, solidez, sofisticación, precisión y durabilidad.

Otra novedad que incorpora Aismalibar es la laminadora automática Somerra, que aplica un film protector en línea de modo automático. Este film permite que los materiales base, construidos con aluminio y cobre, queden protegidos de humedad, manchas y marcas, obteniendo la calidad necesaria para elaborar un producto con garantías.

La serie TX incorpora la última tecnología desarrollada por Somerra, donde integra un panel automático que es capaz de cortar la película por el borde con mayor precisión.

También se ha se ha integrado un nuevo centro de tratamientos superficiales que permite una preparación previa de las planchas de aluminio y cobre mediante un proceso mecánico y químico.

Esta nueva tecnología dota de mayor flexibilidad al proceso de producción y ofrece un amplio abanico de posibilidades en los acabados superficiales para adaptarlos a las necesidades de cada industria.

Calidad 100% garantizada

Aismalibar se diferencia de otros fabricantes del sector porque realiza una prueba de calidad (High-Pot Test) al 100% de su producción de laminados IMS.

La nueva célula robotizada que la compañía ha instalado en la planta ha permitido automatizar una parte importantísima del proceso, en el que todas las placas acabadas se exponen a un Proof Test.

En esta prueba las placas se exponen a una carga eléctrica de entre 1.000V y 3.000V que comprueba el aislamiento de la capa dieléctrica y asegura que cualquier problema se detecte antes de servir el material a los clientes.

Esta nueva adquisición tecnológica es una apuesta firme por la innovación y el desarrollo de un proceso de fabricación que eleva la calidad del producto y que cuenta ya con 20 años de experiencia en la producción de laminados IMS (Metal CCL) para la fabricación de PCB y MPCB.

Las soluciones de Aismalibar se aplican en distintos sectores industriales donde se precisa de una excelente gestión térmica de los componentes electrónicos, como en automoción, iluminación LED, electrónica de potencia, energías renovables, telecomunicaciones, electrodomésticos, etc.

Other news